UN PARÁSITO CONQUISTA HOLLYWOOD

POR: VIOLETA GONZÁLEZ

 

La nueva edición de los Oscars (92º) transcurrió sin demasiadas sorpresas hasta el final en donde se cambió la historia de los premios para siempre. Parasite, la película surcoreana dirigida por Bong Joon Ho, ganó cuatro estatuillas, entre ellas la de mejor película y se convirtió en la primera obra de habla no inglesa en ganar en esta sección. También se llevó los oscars por mejor director, mejor película internacional y mejor guión; de esa manera, se llevó la mayoría de los premios más importantes y dejó una marca coreana sin precedentes. El director le ganó a grandes figuras como Martin Scorsese, Quentin Tarantino y Sam Mendes, director de 1917, quien era el gran favorito de la noche. 

 

Parasite es la décima película de habla no inglesa en recibir la nominación a Mejor Película, pero la primera en ganarla. 
 

 

De todos modos, 1917 no se fue de la ceremonia con las manos vacías. Roger Deakins  ganó a mejor fotografía por su maestría en generar el efecto de una narrativa de un solo plano secuencia (la extensión de la escena sin cortes). Este fue el segundo Oscar para Deakins, quien ya había sido premiado por Blade Runner 2049 en 2019. La película 1917, que cuenta la historia de dos soldados que deben entregar un mensaje muy importante en medio de la Primera Guerra Mundial, se llevó además los premios a mejor mezcla de sonido y efectos visuales.  

 

1917 fue “coreografiada” para que cada movimiento fuera perfecto y las escenas encajaran sin hacer ningún salto. 
 

 

Esta edición, por segundo año consecutivo sin anfitrión, quiso ampliar las fronteras a otros idiomas para romper (tan solo un poco) con la idea de que el inglés domina la industria del cine. Esto se pudo ver en varios momentos y gestos de la noche: la presentación de “Into the Unknown”, la canción de Frozen II, que fue interpretada por todas las actrices de doblaje desde el japonés hasta el noruego. El cambio de nombre de la sección de Mejor Película Extranjera a Mejor Película Internacional que intentó dar un mensaje de menor exclusión; La nominación de Antonio Banderas por Dolor y Gloria, del director Pedro Almodóvar, una producción española hablada en español y, obviamente, el premio a Parasite, subtitulada tanto en el cine como en los premios donde una traductora estuvo siempre al lado del director cuando recibía las estatuillas hicieron más evidente la nueva relación de la Academia con los diferentes lenguajes. 

 

Cabe resaltar que dentro del rubro de la producción, Netflix dominó la escena con 24 nominaciones pero se llevó tan solo dos a casa: el de Laura Dern por mejor actriz secundaria en Historia de un Matrimonio y el de American Factory por mejor película documental. Esto se debe, según Ted Sarandos, director del estudio, por una «reacción violenta a un gigante tecnológico que está cambiando las prácticas comerciales de la industria del entretenimiento y amenazando las jerarquías de poder de Hollywood».

 

El Irlandés y Los dos Papas son dos películas de Netflix imperdibles que no ganaron ni una estatuilla.

 

A pesar de tener muy buenas películas seleccionadas, que no suele pasar siempre en los Oscars, y lindos momentos musicales, la noche de premiación pasaba y dejaba una sensación tibia, un poco sosa, que contrastaba con la pasada edición donde el #MeToo y los temas raciales estaban a flor de piel. Esta vez el único discurso político fue el de Joaquin Phoenix, ganador a Mejor Actor Principal por Joker,  quien se dedicó toda la temporada de premios a hablarle al mundo de Hollywood, donde resaltó el veganismo, la autocrítica y la solidaridad para que haya menos charlatanería y menos jets privados. 

 

Pero, más allá de ese momento puntual esta edición de los premios de la Academia, parece dar un paso atrás en todos los temas vibrantes del momento. Los nominados eran en su gran mayoría hombres, en su gran mayoría blancos, que representaban películas con narrativas dominadas por (¡oh sorpresa!) hombres blancos; y se dejó de lado a grandes mujeres como a Greta Gerwig, quien no fue nominada a mejor directora por Mujercitas, entre muchas otras, y a grandes directores afroamericanos como Jordan Peele, cuya película Us fue completamente ignorada. Esto solo demuestra que los espacios para las“minorías” son realmente una gran excepción dentro de la historia de la Academia, que tiende a entregarle sus hermosas estatuas doradas a las manos dominantes.

 

Mujercitas, de Greta Gerwig, fue galardonada solo por mejor vestuario. Única categoría históricamente dominada por mujeres dentro de los premios. 
 

 

No debemos dejar de lado que, como bien dijo Jane Fonda, al presentar el último premio, las películas tienen un gran impacto sobre nosotros. Nuestra vida, nuestra forma de pensar y cómo nos proyectamos hacia el mundo está basado también en las historias que vemos. Por eso, vale la pena preguntarnos: ¿Vamos realmente hacia una representación de género, etnia e identidad más justa? ¿Queremos seguir viendo películas endogámicas como El Irlandés? ¿O quisiéramos que directoras y directores con otros idiomas, otras formas de contar y otras perspectivas tengan acceso a los presupuestos y privilegios que tienen los que ingresan a la Academia?

 

A veces nos olvidamos que estos premios son hechos principalmente para nosotros: los espectadores que vemos todo desde nuestra cama, y que somos los que tenemos el verdadero poder sobre la industria. Pensemos y re preguntemos: ¿qué películas queremos ver en el futuro? 

 

 

Aquí la lista completa  de ganadores:

Mejor Película:
Parasite

Actor Principal:
Joaquin Phoenix, Joker

Actriz Principal:
Renee Zellweger, Judy

Actor Secundario:
Brad Pitt,  Erase una vez en Hollywood

Actriz Secundaria:
Laura Dern, Historia de un Matrimonio

Director:
Bong Joon Ho, Parasite

Película Animada:

Toy Story 4

Corto Animado:
Hair Love, Matthew A. Cherry

Guion Adaptado:
Jojo Rabbit, Taika Waititi

Guion Original:
Parasite, Bong Joon-ho, Jin Won Han

Dirección de Fotografía:
1917, Roger Deakins

Mejor Documental:
American Factory, Julia Rieichert, Steven Bognar

Mejor Corto Documental:
Learning to Skateboard in a Warzone

Mejor Corto de Ficción:
The Neighbors’ Window, Marshall Curry

Mejor Película Internacional:
Parasite, Bong Joon Ho

Edición:
Ford v Ferrari, Michael McCusker, Andrew Buckland

Edición de Sonido:
Ford v Ferrari, Don Sylvester

Mezcla de Sonido:
1917

Mejor Diseño de Producción:
Once Upon a Time in Hollywood, Barbara Ling and Nancy Haigh

Musica Original:
Joker, Hildur Guðnadóttir

Canción Original:
“I’m Gonna Love Me Again,” Rocketman

Mejor Maquillaje y Peinado:
Bombshell

Diseño de Vestuario:
Little Women, Jacqueline Durran

Mejores Efectos Visuales:
1917

POR: VIOLETA GONZÁLEZ

Revista Sendero

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *