FERNÁNDEZ-FERNÁNDEZ, LA FÓRMULA DE LA UNIDAD

POR CAMILA MIELE

“Le he pedido a Alberto Fernandez que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice, para participar en las próximas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias”, anunciaba la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un video que subió a sus redes sociales; la fórmula presidencial que nos sorprendió a todos.

Inmediatamente después del anuncio, dos precandidatos presidenciales, decidieron declinar su candidatura: “AF – CFK es la fórmula que nos representará en las próximas elecciones. Ahí estaremos, defendiendo las mismas ideas y valores, como siempre, con aplausos o con huevazos”, Agustín Rossi afirmaba —tuit mediante— la declinación de su candidatura.. Al poco tiempo, Felipe Solá siguió sus pasos: “Mi candidatura tenía una única misión: construir una unidad amplia para defender al trabajo, a los humildes y a la clase media. Ese objetivo está cumplido. Celebro la decisión de Cristina. Felicito a Alberto. #EsConTodos”. Por su parte, Daniel Scioli, excandidato presidencial por el Frente para la Victoria, decidió seguir otro camino y quiere competir en las PASO: «Ella tomó una decisión y yo también fui claro el 14 de marzo, dije que anhelaba una gran interna opositora».

Cristina una vez más sorprendió a propios y a extraños. Ya lo había hecho el pasado 23 de abril, día en que se anunció el lanzamiento de “Sinceramente”, libro de su autoría, que generó una gran conmoción en el mundo político. ¿Por qué decidió no ser candidata a presidenta a pesar de que las encuestas la dan como ganadora, incluso en un en escenario de balotaje? Es una pregunta que va retumbar por varios días. Por ahora, lo único cierto es que la actual Senadora Nacional pateó el tablero, decidió acompañar a Alberto Fernández como vicepresidenta y dejó en shock a toda la oposición. “Me parece que es una decisión inteligente de la expresidenta. Alberto es un personaje que tiene mucha capacidad de negociación, tiene mucho talento. Pero, al mismo tiempo, si te ponés a analizar las cosas que él decía de Cristina te das cuenta de que es una persona con muy poca coherencia. Igual hoy en día parecería que la coherencia no es un valor importante”, sostiene el periodista y escritor, Gabriel Levinas.

En diálogo con el referente del Movimiento Evita, Fernando «Chino» Navarro, considera acertada la decisión de la expresidenta: «La decisión de Cristina me parece muy inteligente y muy generosa en términos políticos. No habitual en la política de estos tiempos. Inteligente porque no deja el escenario político, aporta su caudal electoral, su talento y su liderazgo, pero se corre del centro para complicarle a Cambiemos esa disputa basada en el agravio, la descalificación, la violencia y el odio, que busca confrontar con el pasado para polarizar en Macri y Cristina. La decisión de Cristina lo deja a Macri pedaleando en el vacío y Alberto Fernández va a poder acordar, abrir nuevos caminos y plantar un debate de este presente para construir un nuevo futuro”.

DE JEFE DE GABINETE A PRESIDENTE

Alberto Fernández se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires, es hincha fanático de Argentinos Juniors y fue profesor de Derecho Penal en la UBA. En el 2000 fue parte de la lista de legisladores de la Alianza Encuentro por la Ciudad, la cual llevó a Domingo Cavallo como candidato a Jefe de Gobierno, quien fue derrotado por Aníbal Ibarra. Sin embargo, Alberto en esa oportunidad logró integrar una banca en la Legislatura porteña.

En el 2003 fue elegido como Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y posteriormente también tuvo ese mismo cargo durante seis meses de la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, convirtiéndose en el funcionario que más duró como Jefe de Gabinete en toda la gestión kirchnerista. En el 2008, tras el conflicto con el campo y el voto “no positivo” del vicepresidente Cobos en el tratamiento de la 125 en el Senado, que significó una dura derrota para Néstor y Cristina, Alberto presentó su renuncia: “La certeza de que se abre una nueva instancia en su gobierno, en la cual usted pueda contar con un nuevo elenco de colaboradores para enfrentar la etapa, me impulsa a poner en su consideración mi renuncia con el sano propósito de facilitarle la selección de sus equipos de trabajo”. Sergio Massa, quien en ese entonces era intendente de Tigre, fue quien asumió ese cargo hasta el año 2009.

Tras su distanciamiento del kirchnerismo, Alberto Fernández fue el Jefe de campaña de Sergio Massa en la elección presidencial del 2015 y en el 2017 de Florencio Randazzo, exministro del interior y transporte de Cristina, quien se presentó dentro del espacio “Cumplir” como primer candidato a Senador en las elecciones legislativas de provincia de Buenos Aires. Tras una pobre elección de Randazzo, Alberto Fernández decidió volver a acercarse al peronismo más afín a la expresidenta.

Cristina y Alberto estuvieron casi diez años distanciados, sin hablarse. «Pasaron nueve años sin vernos, casi 10, ese tiempo hizo que el reencuentro haya sido uno donde recuperamos la amistad que habíamos tenido, el afecto, donde saldamos todo lo que nos cuestionamos, lo que nos permite trabajar con mucha confianza el uno con el otro. Me emocionó mucho, mucho, el ofrecimiento de Cristina», sostuvo el actual candidato a presidente. La propia Cristina no niega ese distanciamiento y en el video también lo deja en evidencia sin dar mucho detalle: “Lo conozco hace más de 20 años y es cierto que tuvimos diferencias. Fue jefe de gabinete de Néstor Kirchner durante toda su presidencia”.

Los años pasan y las diferencias que tenían parecen haberse saldado. Cristina decidió bajar su candidatura presidencial y ponerlo a su exjefe de gabinete como primera figura, algo impensado para muchos.

LA REACCIÓN EN EL OFICIALISMO

La fórmula Fernández-Fernández le cambió las reglas del juego al oficialismo. La estrategia de polarizar plenamente con Cristina ya no es una opción que les va a dar resultados. ¿Por qué? Porque hoy el principal candidato es Alberto Fernández. Las primeras reacciones de los dirigentes de Cambiemos fue remarcar las duras críticas que Alberto le hizo a Cristina durante su distanciamiento: “Fue un mal gobierno. Toda su acción institucional es deplorable, todo lo que hizo en materia judicial es deplorable, toda su intromisión en la Justicia es deplorable, lo que hizo con el Consejo de la Magistratura y con la designación de los jueces subrogantes, lo que inició con la llamada ‘democratización de la Justicia’; todo eso es deplorable. Lo que hizo con el tratado de Irán es deplorable, la muerte de Nisman es deplorable, la no resolución de la muerte de Nisman es deplorable”, afirmaba Alberto sobre la segunda presidencia de Cristina.

Mario Raul Negri no dudó de compartir ese video: “Es el mismo. Se llama Alberto Fernández!!!”, escribió. Mauricio Macri en un acto en Villa Pueyrredón criticó duramente la nueva fórmula y le advirtió a la sociedad: “Volver al pasado sería autodestruirnos”. También quien salió a cuestionar en Twitter la fórmula Fernández-Fernández fue el diputado nacional por Cambiemos, Eduardo Amadeo: “Igual que en el 73 (Cámpora al gobierno, Perón al poder) ahora es Alberto al gobierno Cristina al poder. Recordemos cómo terminó aquella jugada del 73”. “En unas elecciones cada cual puede proponer su fórmula y es su derecho. Pero en Argentina cada vez que se bifurca el poder real del poder institucional la República se debilita.´Cámpora al Gobierno, Perón al poder´ terminó en Isabel, Videla y la catástrofe”, remarcó en su twitter Hernán Lombardi, actual titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la República Argentina. La cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, habla de un pacto de impunidad: “Lo que proponen es Jack el Destripador, que garantiza la impunidad de todas y todos (política y empresarios)”.

“Alberto no es Cámpora. Cámpora era un tipo muy maleable, intelectualmente menos potente. Alberto tiene un pensamiento propio y no creo que haga lo que Cristina le diga. Cuando sos presidente sos presidente, el poder lo va a tener él porque es el que firma. Es probable que haga un Gobierno más racional y negociador que el que haría Cristina. Ella, por más que ahora se muestre así por una cuestión política, no es para nada negociadora”, sostiene Levinas. Por su parte, el Chino Navarro, alega que esa tesis es totalmente falsa: “No me parece correcta la tesis de los que dicen  ´Alberto al Gobierno, Cristina al poder´ porque no estamos en los años setenta. Alberto no es Cámpora ni Cristina es Perón, y además, quienes conocen a Alberto Fernández saben que no es un empleado, no es un obsecuente. Todo lo contrario, es un hombre con personalidad y si el voto popular nos acompaña, va a ser el presidente y va a ejercer esa función como lo establece la Constitución Nacional y como lo requiere la crisis que hoy transita Argentina. Obviamente la expresidenta, con su experiencia y su capacidad, va a aportar en ese proceso al igual que otros integrantes del Gobierno”.

El propio Alberto Fernández despejó estas dudas: “Ni Cristina es Perón ni yo soy Cámpora y además Cristina lo sabe porque un día renuncié y estuve diez años confrontando políticamente”.

Ahora queda ver cómo se reacomoda el oficialismo frente a esta nueva fórmula. ¿Cambiará su estrategia? Ante el rumor de que Mauricio Macri decline su candidatura, Gabriel levinas ve muy lejana esa posibilidad: “No va a bajarse. Macri es un tipo muy arrogante y creído. Esto le pasa a mucho políticos argentinos. Carrió, Cristina, Menem, se creen que son enviados. De esto tiene responsabilidad la sociedad argentina porque no nos sentimos los dueños ni los destinatarios de lo que los gobernantes deben hacer. No pensamos que son nuestros empleados y que tienen que trabajar para nosotros”. El chino Navarro no descarta un cambio de fórmula en el oficialismo: “No sé cómo va a reaccionar. No habría que descartar que cambie la fórmula. De todas formas, considero que Macri va a ser irreductible a esa posibilidad. Tiene un desafío de cerrar él el círculo, o para ganar o para perder”.

LOS DESAFÍOS POR DELANTE

—¿Cómo influye esta decisión en Alternativa Federal? ¿Pensás que Massa puede llegar a jugar una interna en el mismo espacio que Cristina?

Chino Navarro. — Casi todos los gobernadores, algunos de ellos que participaban en Alternativa Federal, han adherido expresamente y con entusiasmo a la decisión de Cristina y apoyan la fórmula Fernández-Fernández. También la propia decisión de Sergio Massa, que pareciera estar dispuesto a jugar unas PASO con todos los sectores opositores, debilita la idea que encabeza Lavagna de ir como tercera alternativa. Igual todo esto lo sabremos en el correr de los próximos días porque ya falta poco para el 12 de junio, día en que se cierran los frentes electorales, y para el 22 de junio, que es el cierre de listas, donde vamos a conocer quiénes serán los candidatos que competirán en estas elecciones.

Gabriel Levinas. — De Alternativa Federal se van a terminar yendo la mayoría de la gente. Massa podría llegar a declinar su candidatura presidencial y negociar una gobernación. Hace dos años era impensado que Alberto Fernández estuviera cerca de Cristina. No hay nada que pueda sorprendernos demasiado. Nosotros vemos en dos meses, lo que otros países ven en diez 10 años. Los cambios en Argentina se dan muy rápido.

¿Logrará el peronismo ampliar el frente electoral? En el video que difundió en sus redes sociales, la expresidenta hace un claro llamado a la unidad: “Se va a tratar de tener que gobernar una Argentina otra vez en ruinas, con un pueblo otra vez empobrecido. Está claro, entonces, que la coalición que gobierne deberá ser más amplia que la que haya ganado las elecciones”.

Además de continuar el llamado a la unidad para lograr vencer al Gobierno, el principal desafío que tiene Cristina es intentar no quedar vinculada con el pasado. La mejor definición de su fórmula la dijo en su anuncio: “No se trata de volver al pasado ni de repetir lo que hicimos del 2003 al 2015 -y de lo que más allá de aciertos, críticas o errores nos sentimos muy orgullosos-, pero el mundo es distinto y nosotros también”.

Argentinos y argentinas, se vienen días de muchas definiciones claves. Candidaturas que terminarán confirmándose y otras, producto de esta nueva fórmula que cambió todo el panorama, se caerán. Estamos frente a unas elecciones con un final aún incierto, pero emocionante que nos tendrán expectantes hasta el último día.

POR CAMILA MIELE / SENDERO ELEGANTE

Camila Miele

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *