EL SINFÍN DE POLÉMICAS EN LA BOCA

POR FRANCISCO BLASON

 

La Boca vive lo que muchos de sus hinchas clasifican como la semana más importante del año. El próximo domingo 8 de diciembre se celebrarán las elecciones que darán por terminado el ciclo de Daniel Angelici luego de 8 años. El clima en los últimos días estuvo cargado de cruces mediáticos, reapariciones de ídolos dispuestos a tomar cartas en los asuntos institucionales, aprietes, amenazas, la voz de la Bombonera dividida entre los barras y los socios, y fuertes acusaciones entre ambos bandos. La oposición, liderada por la lista de Jorge Ameal, Mario Pergolini y Juan Román Riquelme, fue protagonista al denunciar que la agrupación que ellos integran, Identidad Xeneize, encontró irregularidades en el padrón, que muestran socios que ingresaron sin respetar el orden que establece el estatuto y otros que ¡están muertos! Estos muchachos se tomaron muy en serio el verso de La 12 de “ni la muerte nos va a separar”.

 

En los últimos partidos que Boca jugó de local, los cánticos a favor de Juan Román Riquelme sonaron cada vez más fuertes.

 

Desde la final perdida en Madrid, en Boca se puede ver un gran disgusto de los hinchas con la dirigencia. Ya en el primer partido del año en la Bombonera, ante Godoy Cruz, el público se manifestó en contra del presidente de manera unánime. Bueno, no totalmente, ya que la barra brava no se sumó y hasta apretó a los que cantaban en contra de Angelici. Sucedió lo mismo en el siguiente encuentro ante Lanús. La circulación de videos que mostraban estas amenazas generó un desagrado mayor hacia esta dirigencia que, luego del anuncio de Riquelme acerca de su participación en la lista de Ameal-Pergolini, empezó a sentir realmente la posibilidad de tener que dejar Casa Amarilla. 

 

Las últimas dos semanas dejaron aún más en evidencia este miedo: aprietes en partidos de la liga de básquet y Futsal a simpatizantes que cantaban por Riquelme. Acusaciones contra el ídolo que aseguraban que se había vendido al mejor postor. Carteles que buscaban difamar a Jorge Ameal al culparlo de generar el déficit más grande del club (aunque según el balance de 2011, hubo un superávit de 50 millones de pesos, por aquel momento más de 10 millones de dólares) y la prohibición del uso de caretas del máximo ídolo del club en el último encuentro ante Argentinos Juniors, partido al que «El último 10» asistió, porque “no podían dejar entrar caras tapadas”. ¡Y eso que el fin de semana anterior entraron muchas caretas de Gabigol! La barra, por su parte, envió a algunos de sus miembros para que vean el partido en la segunda sur, más conocida como la popular de los socios, que durante el año se encargó de iniciar los cantos en contra de Angelici.  

 

«Hay 8.600 nuevos socios detectados, que aparecen en condición de tal sin haber pasado antes por la condición de adherentes, mientras que 3 mil socios adherentes fueron pasados a la condición de activos sin respetar el orden de inscripción», aclararon los abogados de la agrupación Nicolás Vergara, Jorge Sanabria, Gastón Ricciardi y Marcelo Lenga. Además, hay alrededor de 300 socios fallecidos que tienen la cuota social al día y en algunos casos tienen el DNI mal consignados. “Esto demuestra que se trata de un padrón desactualizado que demostraría una maquinación de posibles trampas para el 8 de diciembre”, agrega Vergara. La mayoría de estos socios tendrían más de 100 años y hasta se ha encontrado un integrante del padrón que atravesaría los 125 años (¡más viejo que el propio club!). La denuncia realizada  el 22 de noviembre, junto a un recurso de Amparo que se analiza en el juzgado Civil N° 3, insiste en la depuración de un padrón que habilita a 88.000 socios para votar.

 

Los candidatos

 

Christian Gribaudo: debido a que el estatuto del club no permite una segunda reelección, Daniel Angelici no participará de las elecciones y su lugar como cabeza del oficialismo lo tomará Christian Gribaudo. El candidato fue diputado nacional por el bloque del PRO en los períodos de 2007-2011 y 2013-2017, aunque este último terminó antes luego de que María Eugenia Vidal lo designó presidente del Instituto de Previsión Social bonaerense (IPS), el cual se encarga de los beneficios sociales de los trabajadores y de los jubilados. Bajo este último cargo estuvo envuelto en dos situaciones polémicas. La primera ocurrió en 2016, cuando aplicó un decreto de la última dictadura militar de 1980, que reguló el sistema previsional en la provincia de Buenos Aires y permitía al IPS intimar a grupos de jubilados y pensionados que trabajaban en blanco por incompatibilidad con el cobro de sus haberes en el Instituto. Su segunda controversia fue en octubre de 2017: luego de la aparición de denuncias por estafas con las jubilaciones provinciales, realizó un gasto de 2.100.000 de pesos para controlar mejor a sus empleados.

 

Su participación en Boca ofrece una mejor imagen para el candidato. Es secretario general de una gestión que ostenta superávit millonario, que este año fue de 1.336 millones de pesos, un 78% más alto que el del ejercicio 2017-2018. También fue el encargado de profesionalizar el fútbol femenino al firmar 23 contratos profesionales, el número más alto en el país. 

 

Desde que se hizo oficial su designación como el elegido por Angelici (y también de Mauricio Macri) para ser el candidato a presidente de Boca en febrero de este año, Gribaudo fue una de las caras visibles durante todos los eventos institucionales, como por ejemplo el polémico spot de la cena anual solidaria. El nombramiento del “Delfín de Macri” ocurrió luego de que Royco Ferrari fuera removido del Departamento de Interior y Exterior, que maneja las peñas de Boca, un hecho clave de cara a las elecciones. Ferrari, que hoy integra la lista de José Beraldi Volver a Ganar como vice, habría hablado mal de otros dirigentes en ese ámbito. La Mitad + Vos, el nombre oficial de la lista del oficialismo, también cuenta con el apoyo de ídolos del club. Mauricio Serna ha participado en actos de campaña junto a José Basualdo, Rolando Schiavi, Hugo Ibarra y Nicolás Burdisso, quienes hoy trabajan en el club. El viernes pasado, Gribaudo anunció en su cuenta de Twitter algunas de las propuestas que implementaría en caso de ganar las elecciones. La primera y más resonante es “La Bombonera 100.000”, un proyecto que busca ampliar el estadio para doblegar su capacidad actual. En segundo lugar, la formación de un comité de fútbol conformado por ex jugadores y un laboratorio médico de avanzada. Y por último, mejoras en las instalaciones y la posibilidad de que el socio adherente que tenga familiares activos sea automáticamente promovido a la siguiente categoría (ampliación del programa «Padre Socio, Hijo Socio»).   

 

El macrismo, con la candidatura de Christian Gribaudo, busca su séptimo período en el poder de Boca.

 

Jorge Ameal: es el candidato más fuerte de la oposición. Llega a los comicios con el arma más atractiva de todas: el máximo ídolo del club, Juan Román Riquelme. Jorge Ameal vuelve a integrar la lista opositora luego de las grandes derrotas de 2011 y 2015, por un 10% y 11.19%, respectivamente. Para estas elecciones llega con un apoyo propulsado por la presencia de Riquelme en su lista, por quien en su etapa como presidente batalló para renovar su contrato contra Daniel Angelici, que luego de la votación dejó su cargo de tesorero. En dicha gestión, Ameal, luego de asumir tras la muerte de Pedro Pompilio, consiguió dos títulos (Apertura 2008 y 2011) y un superávit de 50 millones de pesos, que en su momento fue el más alto del club. Sin embargo, las campañas de 2009 y 2010 trajeron malos resultados deportivos que marcaron como malo su paso por la presidencia. En su gestión, impulsó proyectos para la ampliación de la Bombonera, pero no prosperaron debido a las diferencias en aquella Comisión Directiva. Fue el creador de la categoría “Adherente” en un esfuerzo que buscaba  transparentar el ingreso de socios al club, que en su momento estaba signado por el sistema donde se priorizaba a “los amigos de los dirigentes”. Algo que parece ocurrir en la gestión actual. 

 

Antes de llegar al puesto más alto de la dirigencia, Ameal pasó por un número de cargos en el club. Inició su camino durante el Boca de Antonio Alegre, quién salvó a un club al borde de la quiebra. En 1985, ocupó el cargo de Presidente del Departamento de Compras, Publicidad y Concesiones. Fue el primer presidente de Boca Crece S.A, organismo que se encargaba del merchandising del Club y finalmente presidió el Departamento de Interior y Exterior.

 

En 2007, no hubo elecciones debido a que la lista opositora fue rechazada por no cumplir con las obligaciones del estatuto y quedó como única lista la del oficialismo. La asunción de esta dirigencia se vio retrasada por una denuncia de irregularidades en la presentación de los avales de la lista que estaba por asumir. Intervino la justicia y en junio de 2008 se realizaron las elecciones. Pedro Pompilio ganó, pero murió a los pocos meses y Ameal asumió la presidencia. 

 

Pero además de Riquelme, Identidad Xeneize cuenta con el apoyo de Sebastián Battaglia, Raúl Cascini y Marcelo Delgado. Su propuesta electoral se basa puntualmente en la ampliación del estadio con el proyecto “Bombonera 360” y busca un club con 47 disciplinas. La inclusión de ellas, la mayoría amateur, fue una de las críticas más fuertes hacia la gestión Angelici.

Ameal vuelve a presentarse con Mario Pergollini luego de la derrota en las elecciones del 2015

 

José Beraldi: Es el candidato opositor que quizás esté más alejado de la carrera. Junto a Royco Ferrari, actual vicepresidente del club, José Beraldi encabeza la otra lista opositora Volver a Ganar. Fue parte de la Comisión Directiva durante los años de mayores logros del club y hasta llegó a ser vicepresidente segundo durante el mandato de Pedro Pompilio. Estuvo por fuera de Boca los últimos 7 años y fue muy crítico de la dirigencia actual durante el presente, aunque destaca una buena labor en el ámbito económico. Su propuesta pasa principalmente por traer más jerarquía al plantel de fútbol profesional y a la inclusión de los ídolos en el club. Sin embargo, su iniciativa más fuerte es el “Proyecto Esloveno”, que busca ampliar el estadio para 20.000 personas más, cambiar el estatuto para modificar el año electoral (para que no coincidan durante los comicios nacionales) y que los candidatos tengan más de 15 años como socios del club. A Beraldi también lo acompañan algunos exjugadores: cuenta con el apoyo de Blas Giunta, Alberto Márcico y Jorge Ribolzi. 

 

José Beraldi tiene como propuesta traer a Felipe Scolari para reemplazar a Gustavo Alfaro.

 

POR FRANCISCO BLASON

Revista Sendero

2 comments

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *